Estructuras y Mobiliario

Sección dedicada a la madera, cuenta con la más avanzada tecnología de fabricación industrial  de rollizo con líneas de selección de troncos, cilindrado y tratamiento en autoclave. Asimismo cuenta con oficina técnica y taller de carpintería con el fin de ofrecer soluciones integrales a las necesidades del cliente en todo tipo de elementos y estructuras de madera para exteriores.

Para más información, consulte nuestro CATÁLOGO ONLINE.

 

MATERIA PRIMA
La línea de producción industrial tiene como material prima principal el pino Silvestre obtenido por entresaca. Al tratarse de una especie de crecimiento lento, posee una buena durabilidad natural, lo que unido a su resistencia hace de la madera de pino silvestre una de las más adecuadas para su uso en exteriores tras recibir el correspondiente tratamiento. Otras especies utilizadas son el pino insigne, el pino marítimo, el castaño, abeto laminado y maderas tropicales como ipé, elondo, tatajuba, etc.

La clasificación de la madera utilizada en nuestras instalaciones comienza en el monte, en donde se realia una primera selección por diámetros y rectitud de las trozas. Una vez que la madera llega a nuestras instalaciones, se procede a su descortezado y posterior clasificado. Estas operaciones se realizan en la línea de selección y descortezado. Posteriormente se procede al cilindrado y perfilado de los rollizos, los cuales, una vez paletizados, son secados al aire hasta alcanzar unas condiciones de humedad idóneas para su tratamiento.

Los palets de madera cilindrada son llevados al exterior para que, mediante un proceso de secado natural (secado al aire), las piezas alcancen la humedad adecuada para poder ser impregnadas en autoclave. Los palets son almacenados en el exterior y periódicamente es controlada su humedad.

Además la sección de carpintería a medida trabaja con todo tipo de madera estructural (abeto, madera laminada estructural, castaño, roble, iroco, ipé, elondo, etc).

TRATAMIENTO
La protección de la Madera se consigue mediante un tratamiento en profundidad, a base de sales hidrosolubles, realizado en el autoclave. Con este tratamiento se consigue proteger la madera que está en contacto permanente con el suelo o agua dulce y expuesta a humidificación permanente (Clase de riesgo 4).

Las sales hidrosolubles utilizadas por TINASTUR están exentas de arsénico y cromo. La Directiva 2003/2/CE de la Comisión de 6 de enero de 2003 limita la comercialización y uso del arsénico (limitación de usos de madera tratada con CCA); además es previsible que también se limite el uso del cromo.

Estas sales poseen un efecto profiláctico contra hongos e insectos xilófagos (incluidas termitas). Después de su fijación en la madera son difícilmente lavables y muy resistentes a la intemperie, con lo que se consigue aumentar la durabilidad natural de la madera.